Noticias

UNFPA apoya al CPJ en la consulta a población afrodescendiente para obtener insumos para la Política Pública de la Persona Joven

6 Junio 2019
Jóvenes afrodescendientes participaron en el taller de consulta de la PPPJ

San José, Costa Rica, 25 de mayo de 2019. - 

 

El Consejo Nacional de Política Pública de la Persona Joven se encuentra en el proceso de construcción de la Política Pública de la Persona Joven 2020-2024. En el marco de este proceso, el UNFPA apoyó en la ejecución del taller de consulta con población joven afrodescendiente.

El taller se realizó el 25 de mayo del 2019 en la provincia de Limón y contó con la participación de jóvenes de distintos grupos de edad, provenientes de Limón Centro.

Con el desarrollo de este taller se logró obtener insumos respecto a las dificultades que la población joven enfrenta para acceder a sus derechos, además de las principales demandas y necesidades que identifican de acuerdo a sus particularidades, considerando la edad, sexo, identidad cultural, nivel educativo, zona de procedencia, entre otros.

A partir de este proceso, el CPJ recibió información para que la política pública reconozca las diversidades de las juventudes, a la vez que posicione las necesidades, expuestas a las instituciones públicas participantes, para mejorar las condiciones de vida de la población.

En su mayoría, las necesidades planteadas por la población se enfocan en la defensa de los derechos humanos, con temas tales como el acceso a oportunidades de trabajo, educación, acceso a la información y a la necesidad de contar con mayor capacidad de respuesta.

Para el UNFPA apoyar estos procesos representa la oportunidad de confirmar el compromiso de trabajar con la población joven y adolescente de los más diversos sectores de la sociedad, junto al reconocimiento de las capacidades ciudadanas de esta población para lograr el pleno ejercicio de sus derechos humanos.

Asimismo, permite contribuir a la Agenda 2030 sobre el desarrollo sostenible desde el lema de “No dejar a nadie atrás” y garantizar que las política públicas reconozcan las particularidades de poblaciones específicas que siguen viviendo situaciones de exclusión.