Embarazo adolescente

El embarazo en la adolescencia es una problemática mundial que requiere el compromiso de los Países para asumir acciones preventivas que favorezcan el disfrute y libre ejercicio de los derechos a los adolescentes para vivir su sexualidad y su vida de forma segura, pues “cuando una adolescente queda embarazada cambia radicalmente su presente y su futuro, en rarísimas ocasiones lo hace para bien” (Dr. Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas).

El embarazo en la adolescencia es una problemática mundial que requiere el compromiso de los Países para asumir acciones preventivas que favorezcan el disfrute y libre ejercicio de los derechos a los adolescentes para vivir su sexualidad y su vida de forma segura, pues “cuando una adolescente queda embarazada cambia radicalmente su presente y su futuro, en rarísimas ocasiones lo hace para bien” (Dr. Babatunde Osotimehin, Director Ejecutivo del Fondo de Población de Naciones Unidas).

El embarazo en la adolescencia es, sin duda, producto y origen de múltiples violaciones de derechos, por lo que prevenirlo es una obligación ética y debe ser una misión en la que converjan decididamente todos los sectores y los actores.

El embarazo en la adolescencia sucede en todos los rincones del mundo; sin embargo, las niñas pobres, sin educación, de minorías étnicas o de grupos marginados, y de áreas remotas y rurales, son, al menos, tres veces más propensas a quedar embarazadas que sus pares educadas y de las zonas urbanas.

Se calcula que cada año alrededor de 16 millones de mujeres quedan embarazadas, la mayor parte de ellas en países en desarrollo. Se estima que Latinoamérica y El Caribe es la región que tiene la segunda tasa más alta de embarazos adolescentes (alrededor de 70 nacimientos por 1000 mujeres entre 15-19 años) del mundo y se estima que un 38% de las mujeres se embarazan antes de cumplir 20 años. En Costa Rica, aproximadamente unas 14 mil adolescentes quedan embarazadas cada año y de ellas cerca de 500 son menores de 15 años. Según datos del Censo 2011, el 9.1% de las adolescentes entre los 12 y 19 años, ha tenido al menos un hijo nacido vivo.

Es por eso que se considera que el embarazo en la adolescencia es uno de los desafíos más grandes que tiene Costa Rica desde la perspectiva de derechos de las personas jóvenes, la salud sexual y salud reproductiva, el desarrollo humano y la lucha contra la pobreza.

La posibilidad y responsabilidad de prevenir embarazos en la adolescencia, no corresponde solo a las personas adolescentes, sino que es de todas y todos; como sociedad tenemos una responsabilidad en garantizar condiciones y oportunidades para el desarrollo pleno de las personas adolescentes (Patricia Salgado, Representante Auxiliar del UNFPA Costa Rica).

Debido a que el embarazo en la adolescencia es un foco fundamental de intervención, el UNFPA junto con el Gobierno de Costa Rica han priorizado dentro del Plan de Acción del Programa de País 2013-2017 el seguimiento y la implementación de la Política Nacional de Sexualidad (2010-2021), el Plan Estratégico Nacional de Salud de las Personas Adolescentes (PENSPA, 2010) y el Plan de Acción del Consejo Interinstitucional de Atención a la Madre Adolescente (CIAMA, 2012).

Ver sección especial del Día Mundial de la Población 2013 sobre Embarazo en la Adolescencia http://www.unfpa.or.cr/dia-mundial-de-la-poblacion-2013

Y Sección Especial sobre el Informe Estado de la Población Mundial 2013: Maternidad en la Niñez: Enfrentar el reto del embarazo en adolescentes http://www.unfpa.or.cr/estado-de-la-poblacion-mundial-2013