Usted está aquí

Dos clínicas comunitarias ubicadas en La Carpio y Alajuelita, sitios de alta vulnerabilidad social en Costa Rica, dan atención en salud sexual y reproductiva a mujeres que perdieron su trabajo durante la pandemia, o que del todo no están dentro del sistema de salud. UNFPA donó en diciembre del 2020 métodos anticonceptivos y kits para tratamiento de infecciones de transmisión sexual (ITS) a estos sitios que "trabajan con las uñas" y que salvan vidas.

Más Videos

PIEG1.mpg
Vídeo
NEWPIEG1
Vídeo

Páginas