Noticias

Proyecto sobre mujeres, paz y seguridad presenta resultados

9 Abril 2021
Doris Ríos de China Kichá, fue una de las participantes del territorio

Unión de fuerzas, un plan de acción y una agenda de trabajo son parte de los logros de un proyecto implementado por UNFPA con mujeres indígenas en Buenos Aires de Puntarenas y Perez Zeledón, y mujeres migrantes y refugiadas en Los Chiles

 

Térraba y Los Chiles, 9 de abril 2021. “Nosotras queremos participar en proyectos para ayudar a nuestra familia, tener decisión en espacios, no solamente a nivel interno sino nivel regional, cantonal. Necesitamos que se nos escuche, también podemos hacer las cosas, tenemos la capacidad para manejar nuestra subsistencia y aportar a la sociedad”.

 

Estas son las palabras de Doris Ríos, indígena cabécar del territorio China Kichá, en Pérez Zeledón, y conocida líder de su comunidad. Junto a otras ocho mujeres indígenas del sur del país, Doris formó parte de un proyecto dirigido a apoyar a mujeres en situación de vulnerabilidad y conflicto para construir espacios de paz.

 

 

Esta mañana se presentó, en territorio Térraba, los resultados de ese proyecto denominado:  Fortalecimiento de la participación de las mujeres de grupos en situación de vulnerabilidad y promoción de la coexistencia pacífica en territorios priorizados en riesgo de conflicto en Costa Rica.  Dicho proyecto también trabajó con mujeres migrantes, refugiadas y solicitantes de refugio del cantón fronterizo de Los Chiles.

 

Algunas de las mujeres indígenas participantes en el proyecto muestran sus certificados, junto al equipo de UNFPA Costa Rica.
Algunas de las mujeres indígenas participantes en el proyecto muestran sus certificados, junto al equipo de UNFPA Costa Rica.

 

El proyecto fue ejecutado durante cinco meses por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), con el apoyo de la Oficina de la Coordinadora Residente y financiado por el Departamento de Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz de Naciones Unidas (DPPA, por sus siglas en inglés).

 

 

“Hoy presentamos los resultados de un proyecto dirigido a amplificar la voz de las mujeres que histórica y estructuralmente no han sido escuchas y que se han enfrentado cotidianamente a desigualdades y vulneraciones que afectan sus derechos humanos. Les hemos apoyado para que encuentren espacios donde se han acuerpado y han descubierto la importancia del trabajo en conjunto, no solo para fortalecerse sino para generar estrategias que les permitan dialogar entre ellas y ser escuchadas en diferentes espacios”, comentó Paula Antezana, Jefa de Oficina de UNFPA Costa Rica.

 

Espacio permanente de organización

 

En el sur del país se trabajó con mujeres indígenas recuperadoras de territorios en Térraba, Salitre, Cabagra y China Kichá, quienes se han visto expuestas a situaciones de violencia a lo largo de sus vidas, lo cual ha generado un desgaste físico y emocional, que ha afectado su salud y el tejido social. El proyecto se propuso fortalecer su participación en la resolución del conflicto y en la búsqueda de la paz y la seguridad, mediante el fortalecimiento de las redes entre mujeres.