Comunicado de prensa

UNFPA presenta versión pedagógica sobre Ley 9406 (Relaciones Impropias)

15 Febrero 2018

San José, 15 de febrero del 2018¿Qué son relaciones impropias y por qué son dañinas? ¿Qué propone la ley? ¿Cómo se pueden prevenir y cómo se pueden denuciar estas situaciones? Estos son parte de los contenidos del documento “Relaciones impropias: Cuando la edad sí importa”, Versión Pedagógica de la Ley 9406 [1] que se presentó esta mañana en el Hotel Tryp Sabana, en una actividad organizada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA.

Se trata de un documento elaborado con vocabulario muy sencillo y a manera de historietas, que explica –de manera amigable- el contenido de esta ley. Entre otras cosas, aclara que las relaciones impropias son relaciones desiguales y de poder entre una persona adulta y una persona adolescente. Estas relaciones se dan entre una niña mayor de 13 años y menor de 15 con una persona al menos 5 años mayor,  o con una adolescente desde mayor de 15 años y menor de 18 con una persona al menos 7 años mayor. Además, describe los principales mitos alrededor de dichas relaciones.

“Consideramos que era necesario tener una versión de la ley que pudiera llegar a la población de manera más clara. Es importante que la información esté al alcance del personal de instituciones clave, que tienen relación con niñas y adolescentes, y de ellas mismas, pues el fin último de la ley es protegerlas de relaciones desiguales y abusivas”, explicó Paula Antezana, Representante Auxiliar del UNFPA.

La actividad contó con la participación de Alice Shackelford, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica; Kattia Grosser, Directora de Vida Estudiantil del MEP; Milena Grillo, de la Fundación Paniamor y Paula Antezana.

Para la elaboración de este documento se hicieron entrevistas a funcionarias y funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Ministerio de Educación Pública (MEP), la Fiscalía  y algunas organizaciones que trabajan el tema. 

 

“Garantizar el cumplimiento de la ley pasa porque la gente se apropie y le dé valor a esa ley. Que la gente pueda decir: ‘esta niña está en una relación impropia’, y pueda denunciarlo, es importantísimo para que esta

s niñas yadolescentes no trunquen sus proyectos de vida”, afirmó Grosser. Para ella, las niñas y adolescentes no van a poder salir de las relaciones abusivas si no reciben educación. “Los resultados de una educación sexual integral no se ven en un plazo inmediato. En este caso no solo estamos viendo estadísticas sino rostros humanos. El primer paso fue la firma de la ley, la mediación pedagógica es un gran paso”, agregó.

El inicio de la Ley 9406

Desde el año 2013, y en base a los datos arrojados por el Censo de Población del 2011, el UNFPA realizó un análisis sobre “uniones de personas menores de edad”, con la idea de hacer un perfil de quienes eran las niñas y adolescentes que estaban en situación de convivencia y su relación con el embarazo. Este estudio pionero brindó la información estadística de cuáles son las condiciones de vida de estas niñas y adolescentes: muchas de ellas viven en situaciones de pobreza, hacinamiento, poco acceso a los recursos, entre otras situaciones de vulnerabilidad. Por ejemplo, las tres cuartas partes de las adolescentes en unión no asistían al sistema educativo y casi el 60% tenían al menos un hijo/a.

 

A partir de este análisis se llegó a la conclusión que no son relaciones entre iguales, no se puede hablar de consentimiento de ambas partes cuando hay niñas en situaciones de vulnerabilidad que tienen relaciones con hombres mucho mayores que ellas, incluso 10 años o más. A raíz de esto Paniamor propuso reconceptualizar el término de uniones tempranas, para hablar más bien de uniones impropias, y después de un arduo trabajo de abogacía se logró la aprobación de la ley a finales del 2016

“La Ley 9406 es un hito. Tenemos una ley que  compromete al Estado costarricense a actuar, sin embargo hay que generar medidas para garantizar su implementación, en ese sentido este aporte del UNFPA es valiosísimo. Necesitamos muchas voces, muchas fuerzas para cambiar una situación que culturalmente ha sido encubierta y aceptada por muchos sectores en el país”, expresó Milena Grillo, Presidente Ejecutiva de Paniamor.

“En el corazón de la misión del UNFPA está promover que toda persona joven alcance su pleno desarrollo, para ello es necesario erradicar todas las formas de violencia de género y garantizar acceso a la educación, a la salud y a los recursos y oportunidades que permitan a las adolescentes postergar sus embarazos y desarrollar su proyecto de vida”, recalcó Antezana.

El documento es una herramienta que el UNFPA pone a disposición de  instituciones y organizaciones para capacitación de funcionarias y funcionarios y para el público en general. También el UNFPA lo utilizará en su nuevo Programa de País que dio inicio en el 2018, con el cual continuará enfocando esfuerzos en la prevención del embarazo en adolescentes, particularmente en zonas fronterizas y costeras.

​Descargue el documento:
 
 
 

 

[1]  El nombre completo de la Ley 9406 es: “Fortalecimiento de la protección legal de las niñas y las adolescentes mujeres ante situaciones de violencia de género asociadas a relaciones abusivas, reforma Código Penal, Código de Familia, Ley Orgánica TSE y Registro Civil y Código Civil”.